como hacer el dobladillo de un mantel rectangular

Tabla de contenidos

El dobladillo de un mantel rectangular es esencial para prolongar su vida y darle un acabado profesional. Puede ser realizado tanto a mano como con una máquina de coser. Es un proceso sencillo, pero requiere precisión y paciencia. En este artículo te mostraremos los pasos necesarios para lograrlo, desde medir la tela hasta coser el dobladillo en su lugar. Con estos sencillos pasos podrás tener tu mantel con un acabado profesional en poco tiempo.

Pasos para hacer el dobladillo en un mantel

Sigue estos pasos para hacer el dobladillo de tu mantel rectangular:

      • Pliega el borde del mantel rectángulo hacia el lado derecho de la tela, dejando un margen de 1/4 de pulgada. Asegúrate de que el pliegue sea recto y que el borde esté alineado con la tela.
      • Utiliza una aguja y hilo de la misma color del mantel para coser el pliegue en su lugar. Es recomendable que utilices puntadas rectas o una máquina de coser para un acabado profesional.

      • Pliega el borde nuevamente sobre sí mismo, dejando un margen de 1/4 de pulgada. Asegúrate de que el pliegue sea recto y que el borde esté alineado con la tela.
      • Coser el borde nuevamente en su lugar. Esta vez, asegúrate de que la costura quede oculta entre los dos pliegues.
      • Repite los pasos 1-4 para los bordes restantes del mantel.

Ten en cuenta que puedes ajustar el margen a tu gusto, si deseas un dobladillo más estrecho o ancho, puedes ajustar el margen de acuerdo a tus necesidades. También es recomendable hacer una prueba en un trozo de tela antes de hacerlo en el mantel completo.

¿Cuánto dobladillo se deja en un mantel rectangular?

La cantidad de dobladillo que se deja en un mantel rectangular varía según el gusto personal y la utilidad que se le quiera dar al mantel. Sin embargo, un margen comúnmente utilizado es de 1/4 de pulgada. Este margen es suficiente para darle estabilidad al borde del mantel, mientras que al mismo tiempo no es demasiado grande para afectar su estética. Es recomendable medir y marcar la medida antes de empezar a hacer el dobladillo. Es importante asegurarse de que el pliegue sea recto y que el borde esté alineado con la tela para lograr un acabado profesional.

Artículos Relacionados e Interesantes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir